Sugerencias

Esperamos vuestras sugerencias en: faberosfera@gmail.com

lunes, 30 de junio de 2008

Campeones campeones oe oe oe oe


Hablando sólo de fútbol, lo cierto es que, a priori, la final no tenía color. Se enfrentaban el equipo que mejor fútbol había hecho durante todo el campeonato y que había llegado con más solvencia a la final, contra uno que había hecho muy poco y que había sufrido mucho en más de un partido para salir adelante. Se enfrentaba un equipo que tenía un balance de 11 goles a favor y 3 en contra en cinco partidos, contra uno con un balance de 10 a 6 en los mismos encuentros. Con estos precedentes, España lo tenía todo a favor para ganar y a Alemania sólo le quedaba aquello de que en una final puede pasar de todo y que es un equipo con la fama de ganar juegue bien o juegue mal.Los dos seleccionadores afrontaron el partido sin novedades ni en los hombres ni tácticamente. En España, Cesc ocupaba la plaza del lesionado Villa y en Alemania, Ballack, que era duda, estaba en el once inicial.Tras unos primeros minutos de tanteo, habituales en este tipo de partidos, empezaron a llegar las ocasiones de gol. Las dos primeras fueron para los alemanes con un centro-chut de Ballack (7') que hizo que el balón se paseara por delante de la portería de Casillas sin que nadie lo tocara y un disparo de Hitzlsperger (10') que el portero del Real Madrid atajó sin problemas. A partir de aquí, fue España quien empezó a explotar las muchísimas debilidades defensivas de Alemania. El primer aviso fue un despeje hacia su propia portería de Metzelder tras un centro de Iniesta (14') que obligó a Lehmann a mandar el balón a córner con dificultades. Pero la mejor ocasión llegó en el minuto 22, con un cabezazo de Fernando Torres a centro de Sergio Ramos, mandando el balón al poste. Unas manos de Capdevila dentro del área que el árbitro no sancionó (28') fueron el preludido de un disparo de Cesc que paró Lehmann (30') y del primer gol de la noche. En el minuto 32 la gran visión de juego de Xavi, la lentitud de la defensa alemana y la falta de decisión en la salida de Lehmann, le pusieron un balón en franquicia a Fernando Torres para que no perdonara y marcara el 0-1. Era el premio al fútbol, algo que sólo ponía la selección española. Incluso Silva, solo un minuto después, pudo marcar el segundo, pero solo, dentro del área, mandó el balón a las nubes. Así, con el 0-1 se llegó al descanso.En el vestuario, Luis Aragonés sabía que poco tenía que tocar. Y Joachim Löw no sabemos lo que sabía, pero lo cierto es que solo retiró del campo a Lahm, uno de los que había quedado retratados en la jugada del gol, para dar entrada a Jansen. Un cambio natural que nada debía cambiar.Como no podía ser de otra manera, Alemania buscó más el gol del empate, dando aún más espacios a los españoles para que al contragolpe pudieran matar el partido. Xavi (8') tuvo la primera ocasión con un chut que salió fuera por poco. La réplica llegó con un disparo similar de Ballack, que también salió fuera por poco. La más clara, sin embargo, fue para Sergio Ramos (20') quien tras el lanzamiento de una falta lateral se encontró totalmente solo dentro del área y con un remate de cabeza obligó a Lehmann a mandar el balón a córner. El lanzamiento del saque de esquina sirvió para que Iniesta disparara y Frings sacara el balón bajo palos.Con el paso de los minutos, la final cada vez tenía más color rojo. Alemania no daba ni una a derechas (no creaba peligro ni en los saques de falta laterales o saques de esquina) y España se encontraba cómoda. De esta manera, las ocasiones de gol no podían faltar para los de Luis Aragonés. Como en el minuto 35, cuando Cazorla centró desde la derecha, Güiza tocó con la cabeza y Senna se quedó a pocos centímetros de poder rematar. Si la llega a tocar, era gol seguro.Pero no hizo falta. En los últimos quince minutos, los alemanes, estando detrás en el marcador y jugándose la Eurocopa, ni tuvo ideas, ni fuerzas, ni coraje, ni orgullo, ni nada de nada. Y España tuvo suficiente para controlar la situación.Y se acabó. La Eurocopa recompensó al equipo que mejor fútbol le ofreció, dándole el merecido triunfo final. Se enterró la España de "con dos cojones" y se dio vida a la España de los jugones, una España con lo mejor del Barça que maravillaba hace un par o tres de temporadas y con una serie de jugadores con hambre de triunfos y ganas de hacer las cosas bien.Ficha técnica:Alemania: Lehmann; Fiedrich, Mertesacker, Metzelder, Lahm (Jansen, 45'); Frings, Hitzlsperger (Kuranyi, 57'); Schweinsteiger, Ballack, Podolski; Klose (Mario Gómez, 78').España: Casillas; Sergio Ramos, Puyol, Marchena, Capdevila; Xavi, Senna; Iniesta, Cesc (Xabi Alonso, 62'), Silva (Cazorla, 65'); Fernando Torres (Güiza, 77').Árbitro: Roberto Rosetti (Italia). Tarjetas amarillas a Casillas (43'); Ballack (43'); Fernando Torres (73'); Kuranyi (87')Goles:0-1, Fernando Torres (32')
www.sport.com

1 comentario:

filomeno2006 dijo...

Aspecto de buena persona de todos, en especial de Cazorla